Vitaminas y Minerales: Panorama General
Panamá: Defectos del tubo neural por deficiencia de ácido fólico. PDF Imprimir Correo electrónico

acidofolico2.gifEn América Latina la información sobre defectos del tubo neural  es escasa, debido al alto costo necesario  para realizarla. En Panamá, no existe información sobre deficiencias de ácido fólico en la población en general ni en grupos vulnerables, sin embargo un análisis parcial revela una incidencia relativamente alta de defectos del tubo neural (DTN) a nivel hospitalario.  En el año 2004 se registraron 932 difunciones en menores de un año, de los cuales 274 fueron causados por malformaciones congénitas (29%). Este hecho nos permite deducir que esta deficiencia existe en el país y requiere ser controlada.
Los defectos del tubo neural son defectos congénitos del cerebro y la médula espinal.  Los dos defectos más comunes son la espina bífida y la anencefalia.  En la espina bífida, la columna vertebral del feto no se cierra completamente durante el primer mes de embarazo.  Suele haber un daño neurológico que causa por lo menos un poco de parálisis en las piernas.  En la anencefalia, gran parte del cerebro no se desarrolla.  Los bebés con anencefalia nacen muertos o mueren poco tiempo después del nacimiento.

De investigaciones existentes se desprende que hay factores de riesgo tanto genéticos como ambientales relacionados con los defectos del tubo neural.  Sin embargo existen componentes nutricionales que pudieran producir este tipo de defectos entre los que se encuentran: obesidad materna, el estado de nutrición de la madre, y la deficiencia del ácido fólico en las dos primeras semanas de gestación de la madre.  Según la CDC, en los últimos años se han realizado numerosos estudios que ponen de relieve el efecto protector que tiene frente a la aparición de defectos del tubo neural el consumo de ácido fólico por parte de la madre.

El ácido fólico es una vitamina del complejo B soluble en agua, es un nutriente esencial, lo que significa que los seres humanos no lo pueden sintetizar. La encontramos en algunos vegetales, frutas, y cereales, pero debido a los hábitos alimentarios de la población panameña, no se logra cubrir las necesidades de esta vitamina.

 
Panameño, Consume lo Tuyo PDF Imprimir Correo electrónico

collage_frutas_tropicales.jpg

Consumir frutas es una excelente decisión por ser fuente de vitaminas y minerales. Sin embargo, en Panamá no se consume ni siquiera la mitad de las frutas que idealmente se recomiendan - de 4 a 6 porciones por día - según la pirámide de la alimentación del país del Ministerio de Salud (MINSA).

Si se consumieran las porciones recomendadas, se podría prevenir enfermedades y al mismo tiempo disfrutar de un riquísima fuente de nutrientes.


El MINSA, junto con otras instituciones como la Secretaria Nacional para el Plan Alimentario y Nutricional (SENAPAN), y la Asociación Panameña de Nutricionistas - Dietistas (APND), han realizado varias actividades, para lograr la difusión y educación a la población panameña de la importancia de consumir frutas y vegetales, en su campaña "5 AL DIA".

 

Esta campaña forma parte de una estrategia mundial para lograr disminuir la enfermedades crónicas no transmisibles (diabetes, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, etc.) a las que está expuesta la población. En Panamá, estudios llevados a cabo por el MINSA  y datos de la Encuesta de Niveles de Vida 2003, muestran que el consumo promedio de frutas, legumbres y verduras es muy inferior al mínimo necesario para la protección de la salud. En consecuencia, más del 35% de la población panameña adulta tiene sobrepeso y 22% presenta obesidad (ENV, 2003).


Por otro lado, en áreas muy apartadas del país las frutas tropicales de temporada representan una fuente valiosa de de vitaminas y minerales, su importancia radica en ser una forma accesible y económica de evitar la deficiencia de micronutrientes.


En nuestro país existe una amplia variedad de frutas en las dos temporadas del año, seca y lluviosa, razón por la cual su disponibilidad no se ve limitada.


Algunas de las frutas tropicales que se producen en Panamá:

  • Mango: Aporta una cantidad importante de hidratos de carbono (59g en un peso de 100g de producto),  por lo que su valor calórico es elevado, si se compara con otras frutas.  Es rico en magnesio y en lo que a vitaminas se refiere, en provitamina A y C (200g de pulpa cubren las necesidades de una persona de dichas vitaminas).
  • Maracuyá: Fruta de sabor ligeramente ácido y muy aromática.  Es rica en vitamina A y C y además contiene una cantidad elevada de fibra (10.4g en un peso de 100g de producto).
  • Papaya: Es una fruta blanda y muy jugosa.  Su contenido en vitamina A (55g en 100g de producto) y Vitamina C (62g en 100g de producto) es elevado.
  • Piña: Es rica en vitamina C, B1 y B2, fósforo, calcio, hierro y en fibra.
  • Guayaba: su pulpa es de color blanco y gelatinosa, sus semillas también son comestibles. Muy rica en vitamina C y B1.
  • Guineo: Los nutrientes más representativos del guineo son el potasio, el magnesio, el ácido fólico y sustancias de acción astringente, además de su elevado aporte de fibra, del tipo fruto-oligosacáridos
  • Melón: El 80% de la composición de esta fruta es agua, relativamente bajo en calorías (34 Kcal en 100 gr) debido a su contenido moderado de azúcares. La cantidad de beta-caroteno, de acción antioxidante, depende de la intensidad del pigmento anaranjado en la pulpa.
  • Sandía: La sandía se puede decir que es la fruta que más cantidad de agua contiene (93%), por lo que su valor calórico es muy bajo, apenas 20 calorías por 100 gramos. El color rosado de su pulpa se debe a la presencia del pigmento licopeno, sustancia con capacidad antioxidante.



Referencias:

 
La deficiencia de vitamina A, no puede considerarse problema de Salud Pública PDF Imprimir Correo electrónico

desnutricion.jpgLa Encuesta Nacional de vitamina A y anemia en preescolares (MINSA, 2000) muestra que la deficiencia de vitamina A en Panamá no puede considerarse un problema de salud pública dado que, la prevalencia en niños de 12 a 59 meses es de 1.8% con niveles < 10mcg/dl. Sin embargo, en las poblaciones indígenas un 23% tenian niveles < 20mcg/dl.

 Se ha determinado que hay grupos con riego en áreas indígenas: Chiriquí, Bocas del Toro, Veraguas, San Blas y Darién. Estas poblaciones han sido suplementadas en forma preventiva a partir de 1990, durante 10 años, pero no de forma constante. En el año 2001 se modifican las normas de administración de megadosis de vitamina A y se focaliza de acuerdo a niveles de pobreza.

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 Siguiente > Fin >>

Página 2 de 3